sábado, 17 de noviembre de 2012

Capitulo 2

     La primaria me fue bien, no tuve ningún problema y no me preocupaba nada, ni nadie; solo yo. Acabe sexto con buenas notas y en verano me prepare para comenzar con la ESO. El día de la presentación fue normal, no estaba nerviosas, hasta que llegué a la clase que me tocó, para todo el curso, me senté en una silla, y hay estaba entrando por la puerta; ese niño repelente de aquel día en el cementerio. Cuando me vio solo se le ocurrió reírse y eso hizo que en ese momento me cabrease aún más, así que cuando termino la presentación salí, me acerque a él y cumplí la promesa que antaño me hice. Los de mi clase me miraron mal, sin saber las razones por lo que lo hacía, de todas formas, eso me hizo feliz y me quede satisfecha. Aun así, él no se movió, se limitó a decirme:
     -El tiempo ha cometido un pecado contigo, estas aún más fea que ese día.
     -Y tú sigues siendo el mismo cabrón de siempre.
Pasé de entrar en su juego y me fui. Poco después me entere que con ocho años tuvo un accidente y que a esa edad fue cuando se cambió de colegio y nadie del instituto sabía nada de su pasado; ni que accidente tuvo. Se llamaba Matt , Maxi Frost y que vivía a las afueras de la ciudad.
     Todo me fue bien en primero, con Matt no paso nada, a veces cuando se aburría mucho no se le ocurría otra cosa que molestarme a mí y yo sencillamente pasaba de él, termine el curso con buenas notas, me prepare para segundo. 
     En la clase de segundo seguía con la misma gente, pero había alguien nuevo, Sonia. Es alta, solo un poco menos que yo; tiene el pelo moreno y corto hasta los hombros y utiliza gafas. Viene de otra ciudad y la gente dice que es rara, pero yo no lo veo así. ¿Por qué lo sé? Porque se parecía un poco a mí; nunca destacaba.        Un mes después de empezar el curso se acercó a mí y me dijo hola y a partir de ese día empezamos a conocernos más y fuimos amigas, nos lleva vamos bien y eso, pero..., sigo teniendo mis dudas, no estaba muy cómoda… siempre he estado acostumbrada a estar sola y se me hace raro darme cuenta que si tenía algún problema, ella estaría hay para ayudarme. Me encantaba su manera de reírse, sincera y suelta; como si no le importase nada y así era, nunca le importaba la opinión de los demás con respecto a ella; era única y lo seguirá siendo.
     Cuando terminamos segundo, Sonia y yo pasamos todo el verano juntas, se podía decir que en ese verano nuestra amistad se hizo verdadera y única.
     En tercero fue otro tanto de lo mismo, ella y yo juntas y sin nadie que nos separase; pero hubo algún problema, problemas que siempre causaba Matt.
     Siempre era él, fastidian dome allá por donde iba; en primero y segundo eran cosas normales, pero en tercero no me dejaba en paz; siempre que me daba la vuelta me lo encontraba a él y eso me mosqueaba; todo eso cambio cuando llegamos a cuarto. Él, ya no estaba en mi clase, y parecía que cambio, dejo de ser un crío y maduro, y eso estaba bien, porque me dejo tranquila.
     A partir de ahí todo fue normal, me acostumbre definitivamente a tener a alguien a mi lado y eso hizo que mi vida diera un giro de ciento ochenta grados; estábamos todo el día juntas y sentía que por primera vez en mi vida estaba segura de algo; que a veces es mejor tener a alguien a tu lado que te comprenda y sea igual a ti, que a estar sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi blog se alimenta de tus comentarios y le dan vida!! Acepto todo tipo de mensaje siempre y cuando no resulte ofensivo y se respete la opinión de los demás. Para mí es importante tu opinión.
Contesto a todos los comentarios, si tardo no os alarméis.
Nada de Spam, si algún comentario tiene Url será eliminado.