domingo, 29 de marzo de 2015

TARDES DE DOMINGOS - LA CENICIENTA


Título: Cenicienta.
Director: Kenneth Branagh.
Año: 2015
Duración: 102 min
Producción: Disney
Género: Fantasía, romántico, familiar.
Reparto: Lily James, Cate Blanchett, Richard Madden, Stellan Skarsgård, Holliday Grainger, Sophie McShera, Derek Jacobi, Helena Bonham Carter

Sinopsis
Walt Disney Pictures nos trae una revisión del cuento que ya llevó a los cines en versión animada en década de los 50: La Cenicienta. 

El clásico cuenta la historia de una hermosa joven que vive con su madrastra y las dos hijas de ésta. Ella es destinada a las más molestas tareas de la casa, hasta que un día acudirá al lugar un príncipe y la madrastra encerrará a la muchacha, mientras sus hijas se aprestan a conocer al recién llegado.

El papel de la joven desafortunada lo interpreta Lily James (Downtown Abbey), Richard Madden (Robb Stark en Juego de tronos) encarnará al apuesto príncipe azul que acudirá a su rescate, mientras que Cate Blanchett (El Hobbit: La desolación de Smaug), da vida a la maléfica madrastra que le hará la vida imposible.



Cuando vi el trailer prometía mucha emoción y recuerdos infantiles y románticos por lo que decidí ir a verla con una amiga con la que me lo pase muy ero que muy bien. La Cenicienta es un gran clásico que todos hemos visto en algún momento de nuestra vida, y yo crecí con esta historia, al igual que muchas otras como Peter Pan, Alicia en el País de las Maravillas, La Bella y la Bestia, La sirenita.... Ya saben, clásicos que Disney ha revivido para implantar felicidad y la creencia de que los finales felices existen y que poco a poco se van convirtiendo en recuerdo de esa infancia que con la madurez perdemos.

Basicamente me pasé toda la película comentándola con mi amiga y hubo parte en las que estábamos de acuerdo y otras que no; por ejemplo, el vestuario era increíble, ese color, ese brillo, hacia que no parase de mirarlo boquiabierta; sobre todo el vestido azul de la Cenicienta, que es sumamente impactante. Otra cosa que también tengo que destacar del vestuario es la del príncipe, y aquí llega el momento de las risas, quien la haya visto sabrá a que me refiero. Luego esta la extravagante de la madrastras y las hermanastras, con sus vestidos y ese peinado que hacen que destaquen por encima de todo lo "normal".

Todo el mundo sabe de que trata la historia de la Cenicienta, y en la película no cambia mucho.Ella es una niña feliz, que creía en los finales felices y en las hadas madrinas. Vivía con sus padres en una casa hermosa y no carecían de nada. Un día, su madre enfermó y le pidió que fuese fuerte y bondadosa, y le avisó que en su dedo meñique tenía más magia que en ninguna otra parte del cuerpo de otro ser humano. O algo así, que yo recuerde. La muerte de la señora siempre me ha dejado con la interrogante y curiosidad por saber de qué murió, pero no solo eso, la despedida que tienen el padre y la hija con la madre, me a parecido poco....conmovedora, me ha hecho sentir más las partes en las que ella recordaba a su madre que esa despedida.

Los años pasan, y el dolor se convirtió en un recuerdo. Todo marchó bien hasta que su padre le informa que se ha interesado por una viuda que tiene dos hermosas hijas. Así pues, Ella, fascinada por la noticia, acepta, pero pronto se dio cuenta de que sus nuevas hermanastras eran en realidad tontas, e irritantes, como bellas. La mascota de su madrastra era un gato gris y feo llamado Lucifer. Y las tres usaban vestidos exóticos mientras que a la vez ridículos. Los de Anastasia y Griselda Tremaine y su madre, consiguen destacar con sus vestidos allí por donde pisan.

Su padre debe partir de casa unos meses después de la mudanza de su nueva familia en su hogar, y tiempo después, muere. Su madrastra no puede soportarlo, pero a mi me dio la impresión de que le importaba más que se habían quedado en la ruina que en la perdida; inmediatamente despidió a la servidumbre. Pronto, Ella se convirtió en la única criada de la casa, y le asignaron una nueva habitación: El ático, gracias a su bondad por dejarles el propio a sus hermanastras porque no cabrían en los demás, pues eran muy pequeños (Fues esta parte en la que me hubiese gustado estar ahí para darle una buena bofetada a Ella, sinceramente)

Un día, Ella, harta de tanto abuso a su bondad (pues ya no le daban de comer más que las sobras de sus platos y no le permitían comer ni en su mesa, momento que me dolio mucho), salió al bosque a caballo, y se encontró con el apuesto príncipe, sin saberlo. Como iba de caza, ella antes se topó con un venado, imponente, molesto y alerta de cualquier movimiento violento. Entonces le pide al príncipe que lo dejen ir, y él acepta, hipnotizado por la belleza de la joven. Cuando vuelve a su Palacio, lujoso y pulcro, le cuenta a su padre, quien insiste en que debe casarse con una princesa, pues era lo correcto. El príncipe no podía dejar de recordar a la sirvienta, y, días después, cuando se entera de que a su padre le quedaba poco tiempo de vida...realiza un baile en el que todo el pueblo está invitado. Toda chica, sea princesa, plebeya o noble estaría invitada. Pues tenía la esperanza de reencontrarse con ella. Y así fue, como muchos sabemos.

Y este momento es que más me ha gustado. La escena de su transformación fue alucinante. No voy a mentirles, jamás en mi vida había visto un vestido tan hermoso que me dejara sin aliento. No estoy exagerando, se me cortaba la respiración nada más verlo. Fue espectacular y con esos efectos especiales que hace que te sientas dentro de un sueño. Y la escena del baile...uff, esa fue la mejor parte, porque ahí fue donde realmente se lució; sinceramente se merece todos los honores por poder bailar con ese vestido. Cuando va al baile la protagonista, todos se quedan mirándome con la baba escurriendo cuando en realidad no es un vestido tan bonito como este.

Este personaje interpretado por Helena Bnham Carter, de verdad me dio mucha risa. Podemos conocerla también como Bellatrix Lestrange, cuando la veía se me venían a la cabeza momentos de Harry Potter.; verla así, brillante y... radiante, con color, después de lo siniestra que es en Harry Pooter. La actriz tiene cara de loca, desde mi punto de vista, pero me cae muy bien porque se nota a leguas que es GENIAL. Su vestidp luce bastante exagerado y exótico, pero es gracioso y la verdad no se ve nada mal. Nunca la había visto de rubia. Esta es su hada madrina, y le concede a Ella el deseo de ir al baile, al que su madrastra le impidió asistir.

El carruaje simplemente se merece estar presente en todo cuento de hadas, pues fue verdaderamente mágico el momento en que los ratones (sus únicos amigos) se convirtieron en caballos blancos, un pato convertido en una persona solo hasta que el hechizo se rompiera a la media noche, dirigía el carruaje. Y unas lagartijas abrían las puertas de este. Y ya sabemos que el vehículo sería una calabaza hechizada, ¿verdad?










¿Qué les ha parecido?



1 comentario:

  1. Pues yo quiero verla xD a ver si puedo ir al cine pronto, un beso guapi <3

    ResponderEliminar

Mi blog se alimenta de tus comentarios y le dan vida!! Acepto todo tipo de mensaje siempre y cuando no resulte ofensivo y se respete la opinión de los demás. Para mí es importante tu opinión.
Contesto a todos los comentarios, si tardo no os alarméis.
Nada de Spam, si algún comentario tiene Url será eliminado.